En Corazón de María creemos que el Ajedrez es una herramienta pedagógica muy útil para fijar la capacidad de atención de los niños, desarrollar su creatividad, potenciar el ejercicio intelectual y pasar del pensamiento simple al complejo a través del desarrollo de estrategias y la resolución de problemas. Todo ello en el marco de un juego que aprenden a interiorizar jugando de una forma divertida.

En ese sentido, se trata de una actividad muy completa que facilita la estructuración neuronal del alumno, le introduce en el cálculo a edades muy tempranas y le anima a la reflexión para el desarrollo de estrategias, sin perder la sensación de que juega.

El ajedrez potencia las habilidades mentales pero resulta también muy útil para afianzar valores como el respeto, la paciencia, la responsabilidad de los propios actos, la aceptación de las reglas del juego o la asunción del éxito y la derrota para favorecer un crecimiento integral.

Además del Ajedrez, en el Colegio se consideran herramientas educativas muy útiles algunos juegos de mesa tradicionales como las cartas y el parchís, que también están presentes en las aulas de Corazón de María.