En el Colegio Corazón de María, creemos en la Música como elemento formativo de primer orden, básico para el desarrollo auditivo o intelectual que también facilita la asimilación de los idiomas o el pensamiento lógico-matemático. Pero sobre todo, creemos que la Música es vital para el desarrollo de la persona, su interiorización, su creatividad, su sensibilidad estética o su capacidad de superación, tanto individual como de forma colaborativa.

Apostamos por la Formación Artística en general como modo de expresión de las potencialidades individuales y colectivas y como una de las mejores herramientas para adquirir criterios de belleza y equilibrio. Pero hemos acentuado esta apuesta formativa con el Violín, como uno de los instrumentos más completos para conseguir nuestros objetivos.

Con este convencimiento, la institución titular del Colegio ha puesto en marcha MÚSICA Y PERSONA, un proyecto único que se ha convertido ya en un referente de innovación educativa y que ha derivado en la creación de una Asociación para fomentar sus principios educativos.

A través de Música y Persona en Corazón de María, los niños se inician en la práctica del violín a los tres años, y continúan practicando con la ayuda de sus padres fuera del horario escolar, en unas instalaciones cuidadas y sumamente prácticas, habilitadas a tal fin.

Con la implicación de las familias en esta actividad, se consigue además mantener y ampliar ese vínculo familia –escuela, tan importante para nuestro proyecto educativo.

En Educación Primaria, Música y Persona se integra además en el currículo, alargando las horas obligatorias y convirtiendo esta etapa educativa en una propuesta diferenciada y de calidad, que hace de Corazón de María un centro único y singularísimo, ofreciendo una espacio importante dentro del horario escolar al aprendizaje del violín en su proyecto educativo de Primaria.

Todo ello con el convencimiento de que la música introduce matices nuevos de calidad en la formación, favorece la interiorización de los niños y les ayuda a fortalecer cualidades esenciales como la reflexión y el pensamiento creativo, la tenacidad, la constancia y el esfuerzo. Se trata de ayudar al proceso de transformación humana hacia un mayor crecimiento interior, para fortalecer los valores esenciales en los que se fundamenta la persona, además de favorecer las relaciones humanas que se fortalecen al descubrir que juntos se alcanzan grandes metas de mejora personal y comunitaria.

Para complementar la enseñanza del Violín, el Colegio Corazón de María ofrece además la posibilidad de acceder a los exámenes del Trinity College London Music como aval del proceso de aprendizaje.